enlatada

Just another WordPress.com weblog

leave a comment »

Amigos, tras la avalancha de mails recibidos, hoy se han cerrado las listas para el proyecto de fotografía. Muchas gracias a todos. Si queréis participar más adelante (sobre Febrero), podéis escribirme a mlhierro@gmail.com. Quienes habéis contactado ya, cuento con vosotros. Recordar que es por orden de inscripción, de modo que si tardo en contestar no es que me haya olvidado 😉

Nos vamos hablando. Muchas gracias por vuestra colaboración… sois enormes!

Written by mlhierro

octubre 20, 2010 at 12:00 pm

Publicado en Uncategorized

Ésto va sobre mi futuro: contribuís?

leave a comment »

Hola familia!

De sobra conocéis mi amor por la fotografía. Van saliendo proyectos aquí y allá y yo, con éstas ganazas de crecer veo que voy necesitando cada vez más caras que fotografiar.

Haríamos las sesiones individuales, aunque siempre podemos improvisar si queréis traer a algún amigo/conocido que pueda estar interesado en participar. En principio sería en estudio aunque si el tiempo nos lo permite trabajaríamos en exteriores e incluso se podría valorar el trabajo a domicilio.

Todo ello evidentemente sin cobrar, con alguna caña de por medio y con un bonito recuerdo que os enviaré en cuanto finalice el procesado. Necesito 10 personas de momento.

Quiero salir de la vida de oficina, torear la crisis, ir a por mi sueño de una vez por todas y para eso necesito vuestra ayuda, asi que quienes estéis interesados, mandarme por favor un mail con el asunto SESIÓN FOTOS, vuestro nombre y apellidos y las dudas que podáis tener a mlhierro@gmail.com ,así podremos fijar las fechas que más nos convengan.

Un abrazo muy grande a todos y gracias por la contribución!

Written by mlhierro

octubre 19, 2010 at 4:52 pm

Publicado en Fotografía

John Keats – Oda al Otoño

leave a comment »

John Keats – Oda al Otoño

 

Estación de las nieblas y fecundas sazones, 

colaboradora íntima de un sol que ya madura,

conspirando con él cómo llenar de fruto

y bendecir las viñas que corren por las bardas,

encorvar con manzanas los árboles del huerto

y colmar todo fruto de madurez profunda;

la calabaza hinchas y engordas avellanas

con un dulce interior; haces brotar tardías

y numerosas flores hasta que las abejas

los días calurosos creen interminables

pues rebosa el estío de sus celdas viscosas.

 

 

¿Quién no te ha visto en medio de tus bienes?

Quienquiera que te busque ha de encontrarte

sentada con descuido en un granero

aventado el cabello dulcemente,

o en surco no segado sumida en hondo sueño

aspirando amapolas, mientras tu hoz respeta

la próxima gavilla de entrelazadas flores;

o te mantienes firme como una espigadora

cargada la cabeza al cruzar un arroyo,

o al lado de un lagar con paciente mirada

ves rezumar la última sidra hora tras hora.

 

 ¿En dónde con sus cantos está la primavera?

No pienses más en ellos sino en tu propia música.

Cuando el día entre nubes desmaya floreciendo

y tiñe los rastrojos de un matiz rosado,

cual lastimero coro los mosquitos se quejan

en los sauces del río, alzados, descendiendo

conforme el leve viento se reaviva o muere;

y los corderos balan allá por las colinas,

los grillos en el seto cantan, y el petirrojo

con dulce voz de tiple silba en alguna huerta

 y trinan por los cielos bandos de golondrinas.

 

 

Written by mlhierro

octubre 13, 2010 at 3:17 pm

Publicado en Literatura

Julieta

leave a comment »

Posar sobre la punta de la lengua una minúscula gota de miel y notar la explosión en mis papilas.

Deslizar las yemas de los dedos sobre la piel erizada mientras hablo de cosas imposibles.

Deleitarme en el hechizo del eco de un aleteo de mariposas azules en el interior.

Observar con ávidos ojos hambrientos de luz tu atenta mirada, penetrar en tu mente y lamer tus pensamientos que planean como la brisa en una húmeda mañana de octubre.

Dibujar en mi cuello espirales sin sentido al añorar el color de tus mejillas y el sonido de tu voz tan lejana como firme.

Colocar con cuidado la flor en el secante de un libro para encontrarla al leer el pasaje correcto.

Dibujar en la arena caminos que llevan hacia tí con los dedos de los pies, rutas difuminadas por la espuma de un mar descarnado.

Beber del licor de cicuta que repliega mis párpados… y me sumerge en la vida eterna, el bálsamo de tu abrazo.

Written by mlhierro

octubre 12, 2010 at 10:37 pm

Alone in New York

with one comment

La Gran Manzana, la ciudad que nunca duerme… Nueva York tiene tantos nombres como contrastes ofrece al viajero. Como ella, ninguna . Es Giuseppe Vetrano (y su Canon 7d) quien nos ofrece éste maravilloso relato visual. Disfrutadlo.

Written by mlhierro

octubre 6, 2010 at 1:58 pm

Publicado en Fotografía, Videos

Ophélie Jaësan, je t’aime

leave a comment »

Comment nommer cette main verticale qui écrit le silence, à partir du silence, à travers lui ?
Main comète.
Main mage.
Main qui écrase son ombre sur la page.
Main qui ne sait que la courbe.

Orbe. Oeuf. Une larme.
Soleil. Mère. Lumière.
Surface. Océan. Circonférence.
Bulbes. Gousses et graines.
Débordement. Eparpillement.
D’innombrables renaissances. 

A genoux, écrivant,
tête basse, face à l’écran,
hypnotisée, les doigts jouant
sur le clavier une curieuse mélodie.

A genoux – est-ce prier ?

Le texte se dresse devant moi.
Un écran. Une façade. Un visage.
Un miroir ? Ou bien est-ce moi le miroir dans lequel le texte désire se réfléchir ?

Ophélie Jaësan

Written by mlhierro

octubre 5, 2010 at 11:28 am

Publicado en Literatura

Retratos

leave a comment »

 

 

Maldito sea el poeta que tan sólo encuentra paz en cristales sucios

Que arrastra al lector con retales de alma manchada,

cortantes versos, oscuridad y culpa

Que engalana personajes ficticios con sus propios errores

y pone en boca de otros los verbos que a él le descubren

[Secretos en carne viva. Proyecta  para poder ver]

Que limpia su alma al ensuciar la de otros.

Maldito sea.

 

Bendito el que abre los ojos al inocente,

normalizando la sangre, el odio, la vergüenza…

Que esculpe proyectos con manos callosas

y trata de enyesar su pena con crudas palabras

Que con su texto impone la incómoda y necesaria reflexión

Desnudo ante la jauría impaciente

mostrando mucho más de lo que ansía

Tan capaz de ver destellos en los parajes más negros

 

Written by mlhierro

octubre 4, 2010 at 5:21 pm

Publicado en Literatura, textos