enlatada

Just another WordPress.com weblog

1/3

with one comment

Me atravesaste el corazón con imperdibles sin darte cuenta de que el constante bombear lo rasgaría.

Lo dejé después sobre tu mano y lo tomaste cerrando el puño. Cada vez más fuerte, cada vez más firme.

Y tan profundas son las huellas que has dejado, tan profundas… que aún noto las uñas presionando y el pulso de tus dedos.

La eterna duda permanecerá encaramada al techo hasta que vuelva a aprender a sumar uno mas uno. Que no sé si duele menos añadir una mitad… o el que otro reste un tercio.

Dos y uno rasgado

Anuncios

Written by mlhierro

julio 14, 2009 a 12:50 am

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me encanta pekeña!

    Riky

    julio 15, 2009 at 12:33 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: