enlatada

Just another WordPress.com weblog

Archive for the ‘Viajes’ Category

Dublín

leave a comment »

Dublín es una ciudad que pide al visitante ser sentida, olida, masticada, escuchada y, por supuesto, vista, pero con los ojos bien abiertos. Vivida.

-

Seducen cada una de sus calles, sus músicos , sus pubs y su gente. Es una ciudad que abraza y purifica. Es ella, Molly Malone, que ya no ofrece mejillones y berberechos, no. Ahora su espíritu susurra suave que el visitante deje de ser tal y permanezca entre sus calles. No hay duda.

Molly Malone

Algo se respira en sus calles. Cultura, caos y barullo. Colores. Y cuando uno la pisa, se siente como en casa, y ajeno a cualquier forma de cansancio, sorprendido, se ve inmerso en ella. Todo ápice de indiferencia se pierde al traspasar los controles aeropuertarios.

La aguja infinita de O’Connell Street (The Spire),  creada por el equipo de arquitectos de Ian Ritchie, y de entre cuyos trabajos muchos de vosotros conoceréis el Museo Reina Sofía en Madrid, es punto de referencia para no perderse y araña el cielo con sus 120 metros de altura. Cambia de color según la hora del día debido a sus propiedades reflectantes. The Spire evoca aspiraciones, los sueños más elevados.

The Spire

Un Dublín del S.XVIII,  que engloba el Trinity College, La Universidad, el Banco de Irlanda o Grafton Street, convive con el Dublín medieval, padre del Dublin Castle o la Christ Church Cathedral entre otros. Un dato: según cuenta la leyenda, San Patricio, patrón de Irlanda, arrancó un trébol del suelo y se lo enseñó a los druidas y al rey, pero no para traerles suerte, sino para explicarles el misterio de la Santísima Trinidad. La demostración tuvo tanto éxito que el rey decidió convertir Irlanda al cristianismo.

El visitante queda inmerso e impregnado por un torbellino de actividad, si bien percibe que ésta es una ciudad plagada de detalles que no dejan de sorprenderle.

Luces y sombras se entremezclan con el sonido nítido, en cualquier esquina y a cualquier hora, de músicos… bandas completas colocadas al azar en cualquier esquina. También se les puede econtrar en parques como el St. Stephen’s Green, situado al final de Grafton una de las calles más comerciales de la ciudad.

Hay varios quioscos que durante el verano son ocupados a diario por orquestas y bandas que tocan por la tarde. El repertorio suele ser popular: jazz, temas de los 60, 70 y 80 bandas sonoras…

Por éstas fechas, a las 4 de la madrugada empieza a amanecer. A eso de las 5 comienza la actividad, cosa inimaginable desde donde escribo.

Los pubs en Dublin nacieron como lugar de socialización en los que no sólo se practicaba el deporte nacional (levantar una buena pinta preferiblemente de Guinness), sino que también eran lugares donde comprar herramientas y alimentos.

-

James Joyce, Bram Stoker, Samuel Beckett, George Orwell. U2, Sinead O’Connor, The Chieftais, Enya, The Cranberries, The Corrs…  Dublín inspira,  es un hecho.

Si por casualidad, alguno de vosotros siguiérais mi consejo, aquí algunas páginas de interés.

http://www.dublinblog.ie/

http://descubreirlanda.blogspot.com/

Written by mlhierro

julio 2, 2009 at 10:10 am

Publicado en Viajes

Tagged with , ,